La mayoría de autónomos y propietarios de pequeñas empresas han considerado alguna vez la opción de contratar un asistente administrativo. Tanto si estás empezando en tu negocio, creciendo o simplemente, necesitas ser más organizado y eficiente, la necesidad de delegar tareas administrativas es un problema típico.

AVA nace para satisfacer la demanda de esos autónomos y pequeños empresarios o pymes que, necesitando ayuda en el trabajo de administrativo, no están en disposición de soportar los costes que conlleva el mantener a una persona en plantilla para ese puesto.

Un asistente virtual se puede convertir en tu mano derecha y en la clave para conseguir los resultados esperados en el menor tiempo posible y al costo más bajo.

Es común ver a gran cantidad de autónomos y pequeños empresarios haciéndose cargo de tareas que no forman parte del corazón de su negocio, pero que les ocupan gran parte de su agenda diaria. Esta situación los lleva a un colapso profesional, mental y físico.

¿Qué es un asistente virtual?

Un asistente virtual o secretaria online es una persona especializada en un área específica que provee sus servicios de forma remota. Se encarga de todas las tareas administrativas de cualquier negocio que quitan tiempo a la actividad principal del negocio, pero que son necesarias para el correcto funcionamiento de este. Esta posibilidad de poder trabajar de forma remota convierte la asistencia online en una herramienta muy eficaz para trabajar desde cualquier parte del mundo.

En AVA nos encargamos de organizar, planificar y priorizar las tareas de nuestros clientes. Nuestros servicios engloban las tareas que tu negocio necesita y hace que el tiempo juegue a tu favor.  Contamos con profesionales especializados en administración, en imagen corporativa y en redes sociales.

Antes de contratar nuestros servicios es importante que te preguntes: “¿cuál es la actividad principal de mi negocio?” En función de tu respuesta, sabrás cuáles son las tareas de las que realmente te debes encargar y cuales puedes delegar.

Una secretaria virtual resulta imprescindible cuando, por ejemplo, tu trabajo te impone estar todo el día visitando clientes o viajar con frecuencia. Imagina todas las tareas que podrían estar ejecutándose mientras tú realizas una visita a un cliente. También es útil cuando debes hacer un papeleo administrativo interminable y que además no comprendes muy bien.

El trabajo parece seguirte por todas partes. Es muy fácil olvidar que tú también tienes que cuidarte. Por lo general, mantener tu salud y bienestar parece casi imposible con esas montañas de tareas administrativas por realizar. En consecuencia, esto es una clara indicación de que necesitas ayuda de nuestros asistentes virtuales.

Razones para contratar un asistente virtual

  1. Ahorro económico

Tu tiempo es valioso y debe ser invertido en la actividad principal tu negocio.

Por otro lado, el coste de mantener a una secretaria en plantilla supone asumir unos costes fijos en salario, seguridad social, vacaciones, bajas, mobiliario, ordenador…la externalización en un asistente virtual puede ser mucho más rentable.

  1. Ahorro de tiempo

Para muchos autónomos, conseguir conciliar la vida profesional con la privada es muy complicado, dejando todas las tareas administrativas para cuando llegan a casa por la noche.

¿Cuánto tiempo pasas preparando presupuestos, realizando facturas, persiguiendo a tus proveedores para saber cuándo te entregarán un pedido?

¿Cuánto tiempo pierdes preparando un viaje, buscando el vuelo más interesante, viendo las compañías disponibles para alquilar un coche o buscando el hotel con la mejor oferta?

Todo ese tiempo ahorrado con un asistente online, lo puedes invertir en nuevos clientes, o simplemente en tu vida personal. Delegar las cosas pequeñas te permite elegir el mejor uso de tu valioso tiempo.

  1. Problemas de espacio

Hay momentos en los que necesitas ayuda administrativa, pero no tienes espacio para esa persona. AVA te libera de la necesidad de disponer de un local u oficina con todos los costes fijos que eso supone.

  1. Sin compromiso de permanencia

Muchos autónomos y pequeños negocios no tienen suficientes tareas para mantener a un empleado a jornada parcial o completa. Otros necesitan simplemente una ayuda puntual en algunos momentos concretos del año, o una ayuda durante la realización de un proyecto específico.

Tener la flexibilidad de personalizar el tiempo que utilizas un asistente, asegura que sólo estás pagando por lo que necesitas.

  1. Aumenta tu productividad

Si a menudo terminas el día sintiéndote agotado y con la preocupación de tener todavía un millón de tareas pendientes, es probable que tu productividad se vea afectada.

Quitándote de la cabeza la preocupación de todas las tareas que todavía tienes por hacer, serás mucho más productivo.

  1. Trabajo realizado por profesionales

En AVA te ofrecemos un equipo de profesionales expertos en áreas especializadas: tanto si trabajas solo, como si tienes personal a cargo, hay una probabilidad de que eventualmente tengas una necesidad para tu negocio para la que no tengas experiencia. Ya se trate de un proyecto de imagen corporativa, como de una traducción. La experiencia en esas áreas ahorra tiempo y mejora los resultados.